MENU

Bienvenidos al fantástico Juego de la Oca

 

En el mundo legal, hay un principio que se denomina “Presunción de Inocencia”. Este principio se usa para toda persona acusada de un delito, la cual tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad. ¿Seguro?

Me cuestiono este principio ya que el otro día me llegó una “cartita” de la Seguridad Social, donde ya estaban dando por hecho de que era miembro de la trama Gurtel y todo porque quiero capitalizar mi desempleo. Entiendo que la huchas de las pensiones están como están y cualquier salida de dinero se mira con lupa, pero entiendo que no todos somos unos gañanes, sino que lo único que queremos es poder tener algo de dinero, de tú dinero, para poder financiar todos esos gastos que conlleva el apasionado mundo de ser empresario en este país.

Pero este post no va por ahí, sino que va por el fantástico juego de ir a una administración para que te solventen los papeles. Creo que la gamificación ha llegado a todos los estamentos y por supuesto, ir a Hacienda, al SEPE, a la Seguridad Social se ha convertido en un auténtico juego de rol, donde siempre pierde el mismo.

Nos ponemos en la casilla de salida, las 8:30 de la mañana, aunque tengas hora reservada por Internet, tu vas antes por si…, la verdad que siempre vas con tensión, porque aunque vayas con todos los papeles, con las muestras de ADN de tu familia o con la recogida de orina de todo el vecindario, siempre, siempre falta un papel, el cual por supuesto no estaba en la web pero han aprobado hace 2 días y no han tenido tiempo de actualizar. Ahí, ya te han matado una vida.

Entras dentro a las 9:00 en punto, y el espíritu de Mourinho  se apodera de mí, con lo cual empiezan las primeras preguntas:

¿Por qué si tengo hora a las 9:00, siempre entro a las 9:10?

¿Por qué siempre están tan serios?

¿Por qué se mastica la tensión?

¿Por qué….?

Como he comentado anteriormente, siempre falta algún papel, por ello tienes que volver al día siguiente, por supuesto ya más tarde porque las primeras horas están cogidas, llegas a la misma ventanilla de ayer, la superas, pero… un nuevo reto te espera, desde esa ventanilla te mandan a información porque sería conveniente que te den un justificante el cual ella no te puede dar, pero no sabe que ventanilla es, así que vas tú a información y lo preguntas.

Llegas a información, por supuesto esperas la cola de rigor de 20 minutillos, y como siempre te encuentras a un ser que ni te mira a la cara, con la mirada fija al ordenador, le explicas tu duda y que vienes derivado de la ventanilla 6. Como si vienes de parte de Florentino Pérez y vas vestido de Pollito Pio, le da igual, como un buen robot, te dice coge número y ve a la ventanilla 12.

Vas a la ventanilla 12 que por supuesto está a un escaso metro de la ventanilla 6, ¿Tanto le costaba a la compañera preguntar y me hubiera ahorrado 40 minutillos de cola? Vas a la 12, se lo explicas y llega la frase demoledora: “No te puedo ayudar, porque no sé de que me estás hablando”. Y por supuesto con la cara de “No tengo ni p… idea de lo que me dices” Con lo cual, te preguntas ¿Quién se ha sacado la oposición, tú o yo?

Te vas cansado, hastiado de ir a todas las ventanillas, te has tirado 3 horas para nada, hasta que de repente, cuando estás apunto de salir, te para un alegre funcionario que te da un papel, que era lo que llevabas horas reclamando y como siempre te dice que es un papel menor, vamos darle a imprimir y ya está. Con lo cual, no sabes si abrazarlo o estrangularlo.

Acaba tu periplo de dos días perdidos, pero crees que has acabado? Ja ja amigos, esa es sólo una administración, te quedan 4 ó 5 más para acabarte el juego y como el Candy Crush, siempre habrá una pantalla extra con algún requerimiento que otro que hará que nunca puedas dejar de jugar.

Como buen juego, ya sabéis, compartir este post en las redes y tendréis vidas extras para afrontar el fantástico juego de la burocracia con garantías de éxito. Que la suerte os acompañe.

 

 


Etiquetas: , , ,